¿Capacitación no especializada?

Padre Linares: ... los programas nuestros tienen que tener una estructura básica que comprende: campos generales y al mismo tiempo un montaje de cursos libres, no fijos, de acuerdo a la demanda del mercado laboral.

También trabajo para la familia

Padre Linares: se trabaja con los muchachos de la calle (los que acaban de sa­lir a la calle, para que no tengan ese tipo de conductas tan fuertes, que después es difícil desarraigar). Pero cuando el muchacho egresa y llega a la familia se encuentra la misma situación; y se quiere ir nuevamente a la calle. Eso nos obliga a hacer otros programas directamente con la familia.

Hemos descubierto que hacen falta guarderías y personas que cuiden ancianos; vamos a preparar a un grupo de madres en estos campos. Aprenderán algo de medicina, de limpieza y de higiene y así la persona que lo desee puede solicitar sus servicios. Comienza a entreverse l1a una salida para estas madres.

Muchos no tienen visión de futuro

Germán: a los talleres de las Canillitas, muy pocas niñas y muy pocas madres asisten: ocho, diez, quince (dependiendo del curso); uno esperaría más. También al curso de salón de belleza, que pareciera fuera una intuición válida, son muy pocas. ¿Qué es lo que pasa?

Padre Linares: en República Dominicana la gente no tiene visión de futuro (todo es inmediatez); lo importante es resolver el día a día. Si un muchacho sale a lus­trar zapatos, cuando llega a su casa le van a exigir 20 pesos, si no lleva 20 pesos le van a dar su ... Pero el muchacho sale en la mañana y se encuentra con un turista que le da 10 dólares, ese muchacho se pasa el día jugando porque ya ha superado la cuota.

Cuando un muchacho está en los talleres y de repente alguien le dice: "oye, si te vienes conmigo a trabajar te voy a dar 1.000 pesos", deja los talleres para obtener los mil pesos. Existe una inestabilidad muy fuerte y, en estos casos, no hay ningún razonamiento que valga.

Ahora, el gobierno Vasco está implementando con nosotros un plan hacia la capacitación. Eso se va a pacer en los próximos meses con unos 600 muchachos y muchachas. Si esto funciona, podría ser el comienzo de una integración una perseverancia en todo lo que buscamos.